Durante el 2020, año de pandemia, de muchas lecturas para algunos, de muy pocas para aquellos que suelen leer mucho, hubo una novela que se convirtió en la preferida, tanto de los unos como los otros. Al punto de ser considerada la:

Mejor novela policíaca

Y para quienes leyeron esta novela, que por supuesto se llama Matilde debe morir, este 2021 les ofrecerá tanto un regalo para el alma como un desafío a la inteligencia. Hablamos de una secuela, que se llama Matilde decide vivir, y que no es una segunda parte, sino un complemento de la primera historia.

Y si Matilde debe morir puede considerarse el mejor libro del 2020, hay quienes la leyeron el 2019 y la señalan como la mejor novela policíaca 2019 o mejor novela policíaca 2018, quienes la leyeron ese año. De modo que no sería una locura afirmar que Matilde decide vivir se convertíra en la mejor novela del 2021.

Novela best seller 2020

Las expectativas, entonces, serán muy altas. Los amantes del género, tanto del policial como del género experimental (si es que tal cosa existe), deben saber que no se enfrentarán a la mejor novela negra del 2020. Matilde debe morir juega en otra categoría, incluso puede que haga falta crear una categoría nueva. Lo mismo ocurre con Matilde decide vivir, que es un complejo y a la vez fascinante juego borgeano, donde el lector (más que nunca) forma parte al punto de alterar la obra con su lectura.

Mejor novela policial
Novela best seller 2020

Mejor novela policial

Dejemos por aquí, la sinopsis de Matilde debe morir. Y más abajo, el texto de la contraportada de la flamante Matilde decide vivir.

Matilde debe morir Sinopsis

Hallará en esta novela, amable y ocioso lector, características habitualmente atribuibles a ciertas prácticas lúdicas. Y usted reconocerá, a medida que avanza invariablemente de página, que ya no es un simple espectador, que no tiene permitido semejante privilegio y que no podrá escapar de la historia.

Entonces, presa de un reto ineludible, usted no tendrá otra opción más que abandonar su actitud de lector despreocupado. No habrá lugar para la pereza: para eso sobran los días, la desdeñable realidad.

Y, como ya hemos dicho que esta pequeña novela podría confundirse erróneamente con un juego —con un juego inocente y sencillo—, usted querrá jugar. Y será lógico que quiera ganar: en todo juego hay ganadores y perdedores, claro. De modo que se abren las apuestas. La banca le pone unas fichas a este tal Omar Weiler, este tal Cristian Acevedo. Pero sin dejar de vigilar al insulso de la mesa 4. Ese que será usted, y que también apostará. Incluso cuando se le indicará que esto no es un juego. Usted, que jugará incluso después de la advertencia inicial.

matilda debe morir
Matilde debe morir

Matilde decide vivir sinopsis

mejor libro del 2020
Mejor libro del 2021

Preste mucha atención.

Hablemos de magia. Específicamente del tercer y último acto de la prestidigitación: el prestigio (del latín praestigium: engaño, truco, artimaña).

Luego de haber desaparecido al conejo, luego de haber cortado en tres partes a la asistente, el Prestigio exige que el conejo vuelva; el tercer acto debe traer de vuelta a la asistente, y ella deberá estar sana y salva, sonreír frente al público ahora sí fascinado.

Lo que leerá a continuación participa —procura hacerlo— a la vez de la literatura y de la magia. Al llegar al final, usted habrá sido testigo de un acto de prestidigitación. ¿Podrá evitarlo? Tal vez. En ciertas oportunidades, uno logra ver las cartas bajo la manga del prestidigitador, los hilos del ilusionista. Sólo que eso ocurre muy pocas veces. Si esa es su intención, deje este libro donde estaba y escoja otro. Está en todo su derecho. Ya estamos grandes para trucos de magia, ya no nos atraen los juegos, mucho menos las mentiras y la pedantería.

¿Está prestando atención?